Hallan muerta a mujer y su bebé desaparecidos en abril

in Policiales

Luego de más de 3 meses de permanecer desaparecida, Marisela Florinda Ramón Cruz (29), fue hallada ayer muerta en una quebrada del caserío de Contadera, comprensión del distrito de Margos.

La mujer y su bebé de 7 meses de nacido habrían sido trasladados sin vida por sus verdugos, desde el centro poblado de Tocana hasta la zona de Contadera, cargados sobre un caballo y luego arrojados a la pendiente.

Policías del Depincri, Criminalística, médico legista y el representante del Ministerio Público, se trasladaron a la zona para realizar el levantamiento de los cadáveres. Hasta el cierre de la presente edición, en la madrugada de este lunes, aún no retornaban del lugar.

Desaparición. La mujer y su bebé desaparecieron el 29 de abril, luego de salir de su vivienda ubicada en el poblado de Huancacancha, indicando a su madre Juana Cruz, que iría a vender verduras y 10 sacos de papas a la ciudad de Huaura.

Su cuñado Alfredo Meza Celis, quien es el principal sospechoso de la muerte de la mujer y su hijo, se ofreció llevarla hasta Huara a bordo de su camión, por lo que salió de su vivienda tras recibir una llamada a su celular de parte de Meza.

Desde entonces jamás retornó, por lo que su madre Juana Cruz de Lustre, buscó al chofer y le preguntó por el paradero de su hija, y este respondió que continuaba vendiendo sus productos en Huaura, y que su celular estaba bloqueado por lo que no podía comunicarse telefónicamente.

Sin embargo, la madre al realizar indagaciones por su cuenta llegó a enterarse que la fecha en que iba salir de viaje a Huaura, el camión jamás salió de Tocana, y que el bebé de Marisela sería el hijo de Meza, quien les habría asesinado porque le exigió que lo  reconozca.

Búsqueda: Pobladores, autoridades y familiares, buscaron intensamente por diversas zonas. Semanas atrás ubicaron una cueva en Tocana, y dieron aviso a la Policía, sospechando que el cuerpo estaría en dicho lugar, sin embargo no la hallaron.

El cuerpo habría sido ocultado cuidadosamente, por lo que la Policía no encontró nada. Al día siguiente, el cuerpo habría sido retirado de la cueva y trasladado a Contadera, porque cuando los familiares retornaron a la cueva, hallaron piedras removidas y un hueco de 1 metro de profundidad aproximadamente, donde encontraron la pelotita del bebé. Asimismo a 60 metros de la cueva hallaron una cafarena del menor, además del sombrero y medias de la mamá con manchas de sangre.

“Hemos buscado por todos lados y hemos encontrado muchas cosas por el lugar, como huesos humanos, objetos que fueron robados entre otros y hasta ya daba miedo continuar”, expresó un poblador, quien ratificó que detrás de la muerte estaría Alfredo y habría ocultado los cuerpos con ayuda de terceras personas.